El sedentarismo, la ansiedad y la mala alimentación, claves de la obesidad juvenil

Así lo indica una encuesta realizada por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) entre la población de 16 a 30 años que vive en España

El sedentarismo, la ansiedad y la mala alimentación son las claves de la obesidad juvenil. Así lo indica una encuesta realizada por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) en la que han participado un millar de jóvenes de 16 a 30 años que viven en España.

Susana Monereo y Francisco Tinahones.

Esta población presenta en muchos casos sobrepeso u obesidad, una enfermedad que supone un problema de salud importante; sin embargo, aumentan entre ellos los hábitos que favorecen la aparición, desarrollo y mantenimiento de esta enfermedad y, a pesar de su interés mayoritario por bajar de peso, habitualmente adoptan medidas poco efectivas y no controladas por profesionales sanitarios.

Objetivos del proyecto

Francisco Tinahones, presidente de SEEDO, ha comentado los principales objetivos de este proyecto. “Se han valorado una gran cantidad de aspectos relacionados con el peso corporal en una población donde habitualmente tenemos menos datos. Conocer la prevalencia de obesidad en ese rango de edad, la percepción sobre su peso de los jóvenes, las causas de un peso no adecuado y conocer las estrategias utilizadas para bajar de peso han sido los objetivos principales”.

A partir del Índice de Masa Corporal, se ha clasificado a los encuestados en cuatro categorías:

  • Peso insuficiente.
  • Peso normal.
  • Sobrepeso.
  • Obesidad.

Susana Monereo, secretaria de la Junta Directiva de SEEDO, ha analizado los datos de la encuesta: “Hemos constado que un 24,7% de los jóvenes de 16 a 30 años tienen sobrepeso u obesidad. En toda la muestra se ha registrado un IMC medio de 23,18 (se considera peso normal un IMC entre 18,5 y 25). Por otro lado, el 7,9% tiene un IMC insuficiente”.

Los jóvenes que tienen un IMC medio superior son los que se encuentran en el rango de edad de los 25-30 años, con un IMC medio = 24,06 (lo que contrasta con el IMC medio = 21,91 en jóvenes de 20- 24 años). La obesidad o sobrepeso aumentan con la edad, y alcanza el máximo entre los 25 y los 30 años, con un 34,6%. La insuficiencia de peso se comporta en sentido opuesto: entre los 16 y los 19 años, un 12,8% tienen un IMC insuficiente, porcentaje que va disminuyendo conforme crece la edad de los entrevistados.

No se aprecian diferencias relevantes en el IMC medio ateniendo al género. “Ser hombre o mujer no influye en el IMC medio; sin embargo, la falta de peso es más frecuente entre la mujeres: un 11,6% de las mujeres vs un 4,4% de los hombres jóvenes tienen un IMC insuficiente”, apunta el Dr. Tinahones.

Percepción del peso

Un 55,2% de los jóvenes encuestados querría estar más delgado, apreciándose significativas diferencias según el IMC de los entrevistados; así, el porcentaje asciende hasta el 89,7% entre los obesos/con sobrepeso. En este sentido, como subraya Susana Monereo, “llama también la atención que un 13,9% de los jóvenes con IMC insuficiente quiere perder peso”.

Respecto a la percepción que tienen los jóvenes españoles sobre el peso, este informe muestra que hasta el 80% de ellos asumen que el exceso de peso es una enfermedad. Un 28,6% de los jóvenes considera que tiene exceso de peso, porcentaje que asciende al 73,1% entre los que tienen obesidad o sobrepeso. Según comenta Francisco Tinahones, “este dato contrasta con estudios anteriores en población general donde solo un 20% de los obesos se reconocía como tal”. La mayoría de las personas con obesidad refiere que empezó a subir de peso en la adolescencia.

Por otro lado, un 44,4% de los jóvenes afirma que alguna vez se le ha aconsejado perder peso, porcentaje que aumenta hasta el 80,1% entre los que declaran sobrepeso/obesidad; curiosamente, a un 17,7% de los jóvenes con IMC insuficiente también les ha recomendado perder peso (fundamentalmente personas de su entorno).

Perfil de los jóvenes con sobrepeso y obesidad

La falta de ejercicio, el picoteo provocado por ansiedad y la mala alimentación son, por este orden, las principales razones declaradas para explicar el exceso de peso. Con todo, según llama la atención el presidente de SEEDO, “más de 1 de cada 3 jóvenes con sobrepeso u obesidad afirman tener un padre o una madre con exceso de peso, pero también está aumentada la prevalencia de obesos en su entorno de amigos y en las parejas, todo este que advierte tanto sobre la posible influencia genética como de los hábitos de vida y alimenticios compartidos con familia y amigos”.

Otro aspecto relevante que se subraya a partir de este informe es que el 88,8% de los jóvenes que creen tener exceso de peso reconoce que esto condiciona su vida, llevándole a sentirse acomplejado o incluso rechazado.

El 63,4% de los jóvenes con exceso de peso tiene amigos con esta misma condición (13 puntos porcentuales más que entre el conjunto de jóvenes) y también es más habitual que tengan parejas con sobrepeso u obesidad (21,9%vs12%).

Medidas adoptadas para perder peso        

El 70,6% de los jóvenes ha intentado perder peso (más las mujeres que los hombres -un 78,2% vs 63,4%-), porcentaje que se eleva hasta el 90,3% entre los que tienen sobrepeso/obesidad. Entre los jóvenes con un IMC insuficiente, el 39,3% ha procurado adelgazar (la mayoría de ellos, más de una vez).

Sin embargo, esta encuesta revela que estos intentos de controlar el peso se han llevado a cabo generalmente sin la orientación de un profesional, “lo cual es una imprudencia y, casi siempre, supone una garantía de fracaso”, apunta el Dr. Francisco Tinahones. Al intentar adelgazar, la mayoría lo ha hecho “por su cuenta y solo un 14,8% de los jóvenes con sobrepeso/obesidad ha recurrido a un médico y un 36,8% a un nutricionista, mientras que el 50,1% ha seguido una dieta de Internet.

Aunque el 63,9% no ha tomado nada para adelgazar, los entrevistados reconocen mayoritariamente que el herbolario, Internet o los gimnasios se sitúan antes que la farmacia o el médico a la hora de adquirir productos para perder peso. Con todo, tal y como apunta la Dra. Monereo, “el 62,9% de los jóvenes sabe que hay fármacos para tratar la obesidad y el 80,6% conoce que la obesidad puede operarse”.

Abandonar la dieta y/o dejar de hacer ejercicio constituyen los principales motivos para recuperar rápidamente el peso.

Estilos de vida y salud

«Los hábitos de vida y salud de los jóvenes que viven en España son muy mejorables”, dice Susana Monereo. Este mal hábito está más extendido entre los hombres que en las mujeres (67% vs 55%)

Pero es que, además, tan solo el 16,5% de los jóvenes realiza deporte a diario y el 24,9% no lo practica nunca, porcentaje que aumenta hasta el 35,2% entre aquellos con sobrepeso/obesidad. Y más de una tercera parte (38,5%) de los jóvenes está más de 6 horas al día delante de una pantalla, un porcentaje que se eleva en 4 puntos más entre aquellos con sobrepeso u obesidad.

En cuanto a los hábitos de sueño, se aprecia que dormir menos de 6 horas al día es más frecuente entre los jóvenes con sobrepeso u obesidad (15,8% vs 10,5%).

Publicado en Cardiología, Medicina Deportiva | Etiquetado , , | Deja un comentario

“La ausencia o retraso en el diagnóstico y monitorización de la diabetes limitan la toma óptima de decisiones terapéuticas”

Antonio Pérez, presidente de la SED.

“La prolongación de la pandemia y de las restricciones en la atención clínica eficaz agravarán la situación de las personas con diabetes en España. La ausencia o retraso en el diagnóstico y monitorización de la diabetes limitan la toma de decisiones terapéuticas óptimas, dirigidas a mejorar el control metabólico y prevenir el desarrollo o progresión de complicaciones potencialmente graves a largo plazo”.

Son palabras del Dr. Antonio Pérez Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes (SED). En su opinión, es “urgente e imprescindible garantizar que los pacientes reciban una atención clínica eficiente que contemple las diferentes prestaciones. Se incluye el despistaje de la enfermedad en las personas de riesgo. También la educación y monitorización del control y de las complicaciones, tanto en visitas presenciales y/o remotas. Asimismo, debe cuidarse la adaptación del tratamiento de la diabetes en un contexto de pandemia COVID-19.

El efecto inmediato de esta crisis sanitaria se observa “en la capacidad de estas personas para acceder y recibir atención médica, obtener medicamentos y material de control para la diabetes, así como para mantener un estilo de vida saludable”, afirma el Dr. Pérez, director de Unidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona).

Todavía se desconocen las implicaciones para la salud a largo plazo de la COVID-19 en las personas con diabetes. Antonio Pérez, sin embargo, explica que “los datos disponibles indican que incluso una interrupción a corto plazo en la atención habitual que reciben estas personas puede ser catastrófica, especialmente en pacientes mayores, de áreas desfavorecidas y con menor capacidad para la automonitorización y autoajuste del tratamiento”.

Impacto en DM1 y DM2

Aunque la información sobre las consecuencias indirectas de la pandemia COVID-19 en las personas con diabetes es limitada, ya se tienen datos que permiten valorar el impacto de la primera ola, tanto en personas con diabetes tipo 1 (DM1) y como en personas con diabetes tipo 2 (DM2).

Los estudios realizados en España en personas con DM1 que utilizan monitorización continua de glucosa (MCG) o monitorización flash de glucosa muestran que durante la cuarenta no hubo modificaciones, e incluso se obtuvieron efectos beneficiosos sobre el control glucémico. Según considera el Dr. Antonio Pérez, “esta mejoría podría deberse a dedicar más tiempo al control de la diabetes, tener horarios más regulares y menor estrés relacionado con desplazamientos y el trabajo”.

Sin embargo, como matiza el presidente de la SED, “estos resultados probablemente no son aplicables a personas con diabetes tipo 1 menos motivadas por el control, que no utilizan monitorización continua de glucosa y/o cuya situación sociolaboral compite por el tiempo dedicado al manejo de la diabetes”. Así, por ejemplo, en personas con DM1 que participaron en el ‘Taking Control of Your Diabetes’ en Estados Unidos, el 46 por ciento refería que la pandemia le dificultaba el manejo de la diabetes. Cerca del 25 por ciento tenía un aumento en la frecuencia de los niveles altos de glucemia y en la variabilidad de la misma.

Deterioro del control glucémico

En la misma línea, una encuesta web llevada a cabo en España entre más de 600 personas con DM1 indicaba que dos tercios de los encuestados referían deterioro del control glucémico. El 40 por ciento ha aumentado de peso durante el confinamiento.

La población con diabetes tipo 2 es mucho más heterogénea que la población con DM1 en aspectos tan relevantes como el tratamiento, la monitorización del control y la competencia para realizar autoajustes del tratamiento y en la utilización de herramientas que facilitan la consulta remota. Entre otras evidencias, en un estudio italiano se ha demostrado, por ejemplo, que el confinamiento indujo un empeoramiento del control metabólico a corto plazo en el 26 por ciento de pacientes con DM2 previamente bien controlados.

Consecuencias a largo plazo

Por las características de las poblaciones estudiadas y el entorno asistencial, según detalla el Dr. Antonio Pérez, “estos datos no son aplicables a la población general con DM2, especialmente en aquellas en las que la intervención del sistema sanitario es imprescindible para la monitorización del control y la intensificación del tratamiento”.  Además, “los datos publicados son a muy corto plazo, por lo que se espera que la ausencia o reducción de la monitorización y de la intensificación del tratamiento conlleve mayor deterioro del control a más largo plazo”. 

En este sentido, un estudio realizado en Reino Unido ha mostrado la reducción del 77-84 por ciento en la determinación de HbA1c y en la prescripción de metformina e insulina, particularmente en personas mayores con DM2. También se ha observado, en un estudio alemán, una acusada disminución en el número de personas con ≥1 cambio en la medicación para la diabetes.

El retraso en el diagnóstico de la DM2 es otra consecuencia indirecta de la pandemia COVID-19. En el Reino Unido, en los primeros cuatro meses del confinamiento hubo una reducción del 69-70 por ciento en nuevos diagnósticos de diabetes tipo 2, lo que representaría no realizar o retrasar más de 45.000 diagnósticos en este periodo.

Publicado en Cardiología, Covid-19, diabetes | Etiquetado , , | Deja un comentario

La pandemia pone a prueba el modelo de hospital líquido

La pandemia ha puesto a prueba el modelo de hospital líquido, según han comentado los expertos reunidos en el webinar organizado por el Grupo Clínico y Traslacional en Diabetes (CTD). Especialistas de diferentes ámbitos han participado en la segunda reunión del ciclo ‘Una transición necesaria: Hacia un nuevo modelo de atención al paciente con diabetes’. En esta ocasión, el tema elegido ha sido ‘El hospital líquido: desarrollando la atención sanitaria del futuro’.

En este encuentro realizado gracias a una beca educacional de Mundipharma, el Dr. Esteban Jódar, jefe del Departamento de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Quirón de Madrid, ha analizado las ventajas de la conversión a un hospital líquido, “acorde con las necesidades del siglo XXI”. “El hospital líquido es un nuevo concepto de e-salud o Medicina basada en las nuevas tecnologías de la información. Va más allá de las paredes físicas del centro y su objetivo es implicar a los pacientes, a los familiares, a los profesionales y, en general, a la sociedad en ese nuevo concepto de e-health o salud 2.0”.

La utilización activa de la red y de las nuevas tecnologías es otro de los aspectos clave del hospital líquido. De hecho, “las redes sociales están en camino de reemplazar a los tradicionales medios de información de masas”, según el coordinador de la jornada. “Los portales temáticos también proporcionan información valiosa tanto para los pacientes como para la sociedad, en general. Además, sirven para la actualización y formación de los profesionales sanitarios. Una de las características del hospital líquido es la generación de espacios virtuales para organizar encuentros y generar redes”.

Por tanto, el hospital líquido puede ser un complemento del hospital tradicional, considerado 1.0 o sólido, que es un poco rocoso, con estructuras poco modernas. El nuevo concepto de trabajo será totalmente diferente, muy colaborativo, ágil, multimedia e interactivo”.

Beneficios para el profesional sanitario

“Para el profesional sanitario cualquier cambio no deja de ser un desafío”, ha dicho el Dr. Jódar. “En este caso, el concepto de hospital líquido ofrece una respuesta a la continuidad asistencial más allá de la atención hospitalaria. Y se puede realizar gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías”.

Otra faceta destacada para el profesional sanitario es la posibilidad de realizar “un intercambio de conocimientos, algo cada vez más necesario conforme se va avanzando en el conocimiento de cada enfermedad”, ha añadido. En cuanto al paciente, uno de los beneficios que le aporta el hospital líquido es “la implicación o el empoderamiento en un modelo más colaborativo”, según el Dr. Esteban Jódar.

Barreras y ventajas del hospital líquido

En el encuentro también ha intervenido el Dr. José Ignacio Cornago Delgado, del Servicio de Nefrología del Hospital Galdakao-Usansolo de Bizkaia, que ha ofrecido su visión de las barreras y las ventajas de este centro moderno. “En cierto modo, los hospitales cada vez son más líquidos, pero fluyen tanto que no nos estamos dando cuenta. En mi hospital apenas se conoce ni emplea el término ‘hospital clínico’; sin embargo, algunos servicios ya hacen las reuniones por Zoom; otros informan por WhatsApp cifrado a los pacientes y familiares. También hacemos algunas consultas médicas por vídeoconferencia. Tenemos totalmente digitalizada la historia clínica del paciente y hemos digitalizado e informatizado la receta electrónica”.

Asimismo, el Dr. José Pablo Miramontes González, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico de Valladolid, se ha preguntado si ‘Pueden las nuevas tecnologías acercar la atención sanitaria hospitalaria a una población dispersa’. En este aspecto, ha planteado las dificultades que tienen determinados ámbitos como la población mayor y la que vive en localidades mal comunicadas.

Hospital de día del siglo XXI

En su intervención, Cristóbal Morales ha explicado su ‘Experiencia en la atención virtual en una unidad asistencial’, como responsable del Hospital de Día de Diabetes del Área Sanitaria Virgen Macarena de Sevilla y de la Unidad de Investigación de Diabetes. “El Hospital Digital de Diabetes es un concepto que aúna la innovación con la tecnología para mejorar la atención al paciente. Es un híbrido entre la atención presencial y la fortaleza que nos da la tecnología para acompañar al paciente del siglo XXI”.

El Dr. Morales trabaja desde hace 14 años en el Hospital de Día de Diabetes, y desde el inicio de la pandemia su reto ha sido “abrirlo a todos los pacientes a través de la tecnología”. “La telemedicina, la teleformación y la monitorización remota de la glucosa han permitido el desarrollo del concepto de salud digital. En la atención al paciente no siempre es necesaria su visita presencial al hospital. Se puede hacer el registro de peso, de tensión, de glucometría, etc., y mantener una comunicación directa con el paciente. Sin duda, esta atención complementa la actividad presencial rutinaria”.

El paciente activo en el hospital virtual

Finalmente, Ángel Blanco, director de Organización, Procesos y TIC en Quironsalud, ha hablado de la ‘Prestación de servicios para la salud a través de la tecnología: el paciente activo en el hospital virtual’. Según ha comentado, están cambiado los papeles de los profesionales sanitarios: “Tenemos que estar preparados para un nuevo rol del médico más consultor; de la Enfermería más gestora de casos, y un nuevo rol del hospital más abierto y orientado al seguimiento continuo. Los pacientes vienen más al hospital, pero lo hacen de manera diferente, es decir, por otros canales y por otras puertas, y lo hacen durante las 24 horas”. “Este modelo de hospital líquido está diseñado por y para el paciente. El objetivo es mejorar la atención que recibe, para que sea más accesible, rápida, eficaz y eficiente. Es algo a lo que debemos acostumbrarnos”, ha añadido.

Publicado en Cardiología | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La pandemia afecta a la práctica clínica y la formación de los cirujanos

Antonio José Torres, candidato a la Presidencia de la Asociación Española de Cirujanos, reclama un mayor protagonismo en la toma de decisiones

Antonio Torres, jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Clínico San Carlos de Madrid.

Los cirujanos españoles afrontan un momento de incertidumbre que afecta tanto a su formación como a su práctica clínica y, en general, a su devenir profesional. Así lo ha destacado Antonio José Torres, candidato a la Presidencia de la Asociación Española de Cirujanos (AEC) en el periodo de 2022 a 2024.

En su opinión, “en estos momentos la AEC debe dar un paso hacia adelante para tratar de superar los obstáculos”. El Prof. Torres es catedrático de Cirugía de la Universidad Complutense de Madrid y jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Cuenta en su propuesta de equipo para la renovación parcial de la Junta Directiva de la AEC con Salvadora Delgado, María Dolores Frutos y Eduardo Lobo.

Uno de los pilares fundamentales de esta candidatura es conseguir una mayor presencia de la AEC en las Administraciones nacional y autonómicas. Además, reclama una mayor participación en la toma de decisiones de cuestiones que atañen a estos especialistas. Este objetivo resulta especialmente urgente y necesario en este tiempo de pandemia; y es que, según el Prof. Torres, los cirujanos prácticamente no han tenido “ninguna participación en la propuesta de soluciones o la toma de decisiones para afrontar los desafíos que plantea la COVID-19”.

Según ha dicho, “el protagonismo se ha centrado en aquellos especialistas más directamente relacionados con la pandemia, como infectólogos, epidemiólogos o inmunólogos”. “Esto es entendible, pero deberíamos recordar que los enfermos no COVID-19 también deben ser atendidos y, si es necesario, ser intervenidos quirúrgicamente”.

“Estamos siendo testigos de importantes retrasos o anulaciones de cirugías. Nuestro trabajo quirúrgico está viéndose sensiblemente afectado, y la formación de nuestros estudiantes y residentes también se está deteriorando”, ha dicho.

Principales líneas de la candidatura

Las principales propuestas de la candidatura presidida por el Prof. Antonio J. Torres son:

1. Escuchar y atender las demandas de los asociados.

2. Optimizar la formación de los cirujanos.

3. Favorecer la investigación y la innovación.

4. Modernizar e impulsar los congresos y reuniones nacionales.

5. Mejorar y extender las relaciones institucionales.

6. Integrar la AEC en la sociedad civil.

7. Hacer una más eficiente planificación y gestión económica.

Para mejorar la eficiencia de la planificación y de la gestión económica, el Dr. Torres considera fundamental instaurar medidas para asegurar una mayor transparencia. Asimismo, se debe facilitar que los beneficios alcanzados reviertan en los asociados y la sociedad civil.

Respecto a la formación de los cirujanos, la califica como “un pilar esencial”. “La AEC debe tener como columna vertebral a los residentes de Cirugía y a los cirujanos jóvenes”, añade el Prof. Torres.

Publicado en Cardiología | Etiquetado , , | Deja un comentario

El bigdata en salud se enfrenta a desafíos regulatorios

El bigdata en salud plantea desafíos tanto desde la perspectiva científica como de la ético-legal, como ha indicado Elías Campo, director del curso online ‘Bigdata en Salud: Aplicaciones, Oportunidades y Aspectos Regulatorios’.

Según Elías Campo, “España ha sido uno de los países pioneros en la generación de datos genómicos a gran escala y en la participación de consorcios internacionales”. De hecho, sigue manteniendo una actividad relevante en diversas áreas de investigación. Sin embargo, “carece de grandes proyectos ambiciosos”, y “la aplicación del conocimiento genómico en la clínica de forma rutinaria es todavía muy limitada”, ha lamentado el también director de Investigación del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) y responsable del Centro de Diagnóstico Biomédico del Hospital Clínic de Barcelona.

Abierto el plazo de inscripción

El director del curso ‘Bigdata en Salud’, coordinado por Renovatio Biomédica, ha indicado que el plazo de inscripción ya está abierto y el número de plazas es limitado. Esta actividad formativa, de 26 horas lectivas, se enmarca en las actividades de las Redes de Excelencia de la Dirección General de Investigación Científica y Técnica y la Subdirección General de Proyectos de Investigación. Se ha solicitado la acreditación al Sistema Nacional de Salud (SNS). La celebración del curso será entre el 2 de noviembre y el 7 de diciembre de 2020. Posteriormente, el 14 de diciembre, se organizará una sesión virtual para resolver dudas y debatir las cuestiones más complejas.

El curso está organizado por el Chronic Lymphocytic Leukemia (CLL) Genome Project (Genoma del Cáncer), el Grupo de Investigación (GI) Cátedra de Derecho y Genoma Humano de la Universidad del País Vasco (UPV) y la Fundación Formación y Futuro.

Grandes bases de datos genómicos

En una conferencia virtual, Elías Campo hablará de ‘Coordinación e integración de grandes bases de datos genómicos’. “La información que generan los estudios genómicos nos está proporcionando una visión nueva de muchas enfermedades. Algunos de estos conocimientos se están empezando a utilizar en la clínica. No obstante, existe una gran desproporción entre la nueva información y su aplicabilidad por diversas razones. Para poder avanzar, es necesario integrar los datos genómicos con la clínica de los pacientes y compartir esta información internacionalmente”.

Por otra parte, según ha comentado, todavía se desconoce el significado biológico de gran parte de la información generada, por lo que también es necesario avanzar en los estudios básicos que ayuden a entender las alteraciones detectadas.

La problemática que aborda el curso es “multidisciplinaria”, según ha dicho su director. “El diálogo entre todos los profesionales implicados es fundamental: investigadores, clínicos, personal del ámbito ético-legal, etc.”. Precisamente el curso ofrece este posibilidad de crear un foro para intercambiar experiencias. Prueba de esta diversidad, según los organizadores del curso, es que muchas personas ya inscritas en el curso ‘Bigdata en Salud’ proceden del ámbito de la investigación, pero también hay profesionales de los Comités de Ética, entre otros sectores.

Ordenamiento jurídico

El ordenamiento jurídico relacionado con el bigdata será expuesto por Pilar Nicolás, directora del curso e investigadora doctora permanente de la Facultad de Derecho de la Universidad del País Vasco. Impartirá el tema de ‘Los derechos sobre los datos utilizados con fines de investigación biomédica ante los nuevos escenarios tecnológicos y científicos’. “Describiré cómo el ordenamiento jurídico garantiza que el titular de los datos, que es el sujeto del que provienen, ejerce su capacidad de control sobre la información en el contexto de la investigación biomédica”.

Según ha explicado, los derechos reconocidos son, por una parte, los que derivan de la legislación sobre protección de datos. Precisamente su regulación tiene particularidades en el ámbito de la investigación. Por otro lado, están los derechos que derivan de la protección de la salud de las personas. “Estos datos se utilizan en investigación, aunque el objetivo directo de esta actividad es avanzar en el conocimiento, no la atención a un paciente en particular”, ha puntualizado.

La regulación en España del bigdata está marcada por la Ley de Investigación Biomédica de 2007. Más recientemente se ha aprobado la Ley Orgánica de Protección de Datos de 2018, que incluye en la legislación sanitaria la regulación de los datos con finalidad científica. “El reto más interesante desde un punto de vista jurídico es analizar la proyección de la legislación hacia la colaboración internacional y como herramienta en la medicina personalizada de precisión”, ha indicado Pilar Nicolás.

El potencial y la debilidad de los datos

El potencial y la debilidad del bigdata serán temas analizados por Carlos María Romeo, catedrático de Derecho Penal de la Universidad del País Vasco. En su opinión, es necesario “fomentar entre los ciudadanos, y, en particular, entre los profesionales implicados, que la tecnología del bigdata es un hallazgo tecnológico de primer orden, pero al mismo tiempo presenta un potencial de debilidad respecto a la protección de los datos personales, incluso ante el nuevo régimen legal”.

Carlos Romeo también impartirá la conferencia virtual ‘Perspectiva de la normativa europea ante la tecnología del bigdata aplicada a la salud’. “El Reglamento Europeo establece criterios relativos a los datos de salud y, por primera vez, a los datos genéticos. El marco general europeo ha prestado menos atención a su tratamiento con fines de investigación biomédica, lo que incluye el bigdata. Este ámbito se ha dejado en manos de los Estados Miembro”.

En este sentido, ha recordado que la ley orgánica española de 2018 regula los datos de salud con fines de investigación. “Se han incluido previsiones específicas que tratan de mantener un equilibrio entre la protección de los datos personales y el relevante fin social de la investigación en salud”. “La protección de datos descansa en gran medida en el acto de anonimizar”, ha dicho Carlos Romeo, quien analizará durante el curso si esto es suficiente en relación con el bigdata en salud.

Publicado en Cardiología | Etiquetado , , | Deja un comentario

Beneficios de la telemedicina en el abordaje de la diabetes

La telemedicina ofrece la posibilidad de mejorar el acceso, la eficiencia y la rentabilidad de la atención médica a personas con diabetes. Los expertos del Grupo Clínico y Traslacional en Diabetes (CTD), con la moderación de uno de los coordinadores del grupo, el Dr. Rafael Simó Canonge, han defendido esta idea durante el primer webinar del ciclo ‘Una transición necesaria: Hacia un nuevo modelo de atención al paciente con diabetes’. En este primer encuentro los expertos del Grupo CTD han hablado de las ‘Lecciones de una pandemia: Telemedicina y diabetes’, con una beca educacional de Mundipharma.

“La telemedicina podría favorecer una reorganización de la atención sanitaria en el abordaje de la diabetes”, ha dicho el Dr. Juan José Gorgojo, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid. “Gracias a la Medicina digital podríamos sustituir la visita médica presencial por comunicaciones telemáticas”, ha dicho.

“El límite en el acceso a los hospitales ha impuesto la teleconsulta, que ofrece muchas ventajas a profesionales y usuarios. Las barreras regulatorias previas para el desarrollo de la telemedicina probablemente no estaban suficientemente justificadas”, ha indicado.

El Dr. Gorgojo ha hablado de la telemedicina como herramienta para optimizar recursos en el abordaje de la diabetes. “Desde la perspectiva del médico, existe una fase inicial de adaptación tecnológica, pero con la experiencia y la sistematización de la consulta telemática los tiempos son inferiores a los de la visita presencial. En consecuencia, es posible optimizar las agendas y dedicar más tiempo a los pacientes que requieren ser evaluados presencialmente”.

Respecto a los beneficios para el paciente, ha destacado que “la e-consulta permite una reducción sustancial del tiempo de espera en atención especializada. También se evitan derivaciones innecesarias, el desplazamiento del paciente al hospital y la pérdida de horas laborales”. Según su experiencia, en algunos centros la espera de consulta presencial es superior a 30 días, mientras que una e-consulta se atiende en 24 horas.

Asimismo, la telemedicina también supone “un ahorro económico destacado para el sistema sanitario”, como han confirmado diversos ensayos clínicos. Dichos estudios muestran que las intervenciones de telemedicina con los pacientes son más efectivas que la asistencia presencial habitual en el control de la diabetes y en la reducción del riesgo de hipoglucemias.

Alta satisfacción del paciente

En la misma línea se ha mostrado el Dr. Domingo Orozco-Beltrán, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del Centro de Salud Cabo Huertas de San Juan de Alicante y vicerrector de Investigación de la Universidad Miguel Hernández de Elche, “el paciente se beneficia de un mayor contacto con sus profesionales sanitarios, con un seguimiento más cercano. Suele mostrar alta satisfacción y se evidencia una mejoría también en el control glucémico y otros factores de riesgo”.

Estos beneficios se han observado incluso en los pacientes mayores: “Había miedo a su empleo, pero se ha demostrado que personas con más de 70 años se adaptan muy bien a su uso”.

Por su parte, los profesionales “suelen ser algo reticentes al cambio, pero aquellos que han tenido la experiencia se muestran muy satisfechos”, ha dicho el Dr. Orozco-Beltrán. “La principal experiencia en Atención Primaria en España se recoge en el estudio ValCrònic (1)”. Respecto al futuro, este facultativo se ha mostrado convencido de que “los métodos de consulta no presencial y el seguimiento a distancia de los pacientes crónicos formarán parte de la atención clínica habitual”.

Los aspectos éticos y deontológicos en el empleo de la telemedicina también preocupan a los expertos del Grupo CTD, como ha expuesto el Dr. Carlos Miranda, coordinador nacional de Diabetes de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y facultativo en el Centro de Salud Buenavista de Toledo.

Los aspectos éticos de la telemedicina

“El principal problema que tenemos es la falta de definición de los criterios éticos y deontológicos en los propios códigos colegiados. La pandemia ha llegado en plena renovación del Código Deontológico de 2011, pero ni siquiera el borrador de 2018 aclara suficientemente estos nuevos aspectos. Cualquier acción de e-consulta, como la llamada telefónica entre médico y paciente es, en sí misma, un ‘acto médico’, con todas sus consecuencias éticas, deontológicas y legales”, ha comentado.

En su opinión, todavía hay bastantes aspectos mejorables. “Los sistemas sanitarios y sus directivos deberán desarrollar las medidas necesarias para la instauración de sistemas médicos telemáticos que garanticen la accesibilidad de los pacientes a la asistencia sanitaria. Deben tener en cuenta la posible incapacidad y soledad de algunas personas. Además, es necesario establecer siempre sistemas que aseguren la privacidad de la comunicación”.

Finalmente, el Dr. Miranda ha recordado que las administraciones sanitarias y las direcciones de las gerencias de la asistencia médica deberían responsabilizarse de formar a los profesionales sanitarios y administrativos, y a los pacientes, en la utilización de las plataformas de atención a distancia que se pongan en funcionamiento (telefónica, videoconferencia, redes sociales, etc.).

Educación diabetológica

La jornada también ha contado con la visión del paciente, aportada por Daniel Royo, técnico de Programas del Servicio de Atención y Comunicación con el Paciente de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana. En su intervención ha manifestado que “la telemedicina es una oportunidad para complementar la atención sanitaria que se presta a las personas, especialmente a aquellas con enfermedades crónicas”.

En el ámbito de la diabetes ha destacado que “la telesalud puede ayudar a transmitir la educación diabetológica y resolver dudas a mucha más población”.

Publicado en diabetes | Etiquetado , , | Deja un comentario

Nuevo modelo de tratamiento en enfermedad renal diabética

Expertos del Grupo Clínico y Traslacional en Diabetes debaten sobre los beneficios renales y posibles mecanismos de los iSGLT-2

reunion-grupo-ctd-enfermedad-renal-diabetica-2La enfermedad renal diabética se dirige hacia un cambio del modelo de tratamiento. Este tema ha sido debatido por expertos de diferentes especialidades pertenecientes al Grupo Clínico y Traslacional en Diabetes (CTD). Los ponentes han analizado los beneficios de los fármacos inhibidores del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (iSGLT-2) para tratar la enfermedad renal diabética.

“A nivel renal, los mecanismos relacionados con la mejoría de la fibrosis y la inflamación no son bien conocidos todavía”, ha comentado el Dr. José Luis Górriz, del Servicio de Nefrología del Hospital Clínico Universitario de Valencia. “A partir de modelos experimentales, se ha observado que factores claves para la progresión renal se expresan mucho en pacientes con enfermedad diabética. Las conclusiones apuntan a que los iSGLT-2 pueden ser beneficiosos, aunque es necesario ampliar el conocimiento con ensayos clínicos randomizados”, ha añadido.

Este especialista ha explicado los resultados de un estudio que ha investigado la implicación de canagliflozina en los factores de progresión renal. “Estamos analizando su mecanismo de acción e implicación en el posible efecto beneficioso renal sobre la fibrosis e inflamación”, ha indicado el propio José Luis Górriz, primer firmante del artículo. Según las investigaciones en fase experimental, canagliflozina, y, en general, los iSGLT-2, modulan el proceso inflamatorio y fibrótico.

 

Discrepancias en las agencias reguladoras

Según el Dr. Górriz, existe “discrepancia” entre las indicaciones aprobadas por las distintas agencias regulatorias para utilizar iSGLT-2: “La Agencia Europea del Medicamento y la FDA estadounidense van a velocidades diferentes. En la actualidad, la primera solo ha aprobado estos fármacos para el tratamiento de la diabetes tipo 2, por ejemplo, para pacientes que no están controlados con metformina, etc. En cambio, la FDA ha extendido sus indicaciones y, en concreto, canagliflozina está aprobada para la prevención de la enfermedad renal diabética”.

“Con todas las evidencias que hay en la literatura en estos momentos, creemos que ambas agencias de medicamentos deberán actualizar sus guías de actuación para poder conseguir el máximo beneficio en estos pacientes”, ha dicho.

 

Tratamiento con iSGLT-2 en pacientes con covid-19

Los expertos del Grupo CTD también han hablado de las necesarias precauciones que se deben tener con algunos fármacos en pacientes con el nuevo coronavirus. Como ha recordado el Dr. José Luis Górriz, “aunque se han publicado algunas recomendaciones respecto a la suspensión del tratamiento con iSGLT2 en el paciente diabético con covid-19, desde el Grupo CTD aconsejamos realizar una individualización en la suspensión de estos fármacos, especialmente cuando el paciente está estable y asintomático. El cambio de la terapia supone un peor control glucémico y un posible aumento del riesgo cardiovascular”.

En este sentido, ha apelado a la actualización de conocimiento de los médicos de Atención Primaria, que estos días están realizando muchas consultas telefónicas. “El médico debe conocer cuáles son las situaciones de riesgo asociadas a las complicaciones en los pacientes covid-19. Debe distinguir en qué circunstancias sí se debe suspender la toma de determinados fármacos. En el resto de los casos, el paciente debe mantener su tratamiento, incluidos los iSGLT-2, los antihipertensivos, las estatinas, etc.”.

El Dr. José Luis Górriz ha sido el coordinador del debate, junto con el Dr. Rafael Simó Canonge, de la Unidad de Investigación en Diabetes y Metabolismo del Institut de Recerca Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona. Este especialista ha destacado las novedades farmacéuticas que se están investigando en relación con la enfermedad renal diabética, y ha mostrado sus esperanzas en que el cambio a un nuevo modelo de tratamiento consiga mejorar el estado del paciente y retrasar el avance de la enfermedad.

 

Estudio CREDENCE

También ha participado en este primer encuentro virtual del Grupo CTD el Dr. José Ignacio Cornago, del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Galdakao-Usansolo (Vizcaya). En su intervención ha hablado del estudio CREDENCE, que investiga el papel de canagliflozina en la prevención de la progresión de la enfermedad renal diabética en pacientes diabéticos tipo 2, con insuficiencia renal y albuminuria. El Dr. Cornago ha recordado los resultados principales del ensayo, y los ha completado con los últimos análisis presentados este año. Entre otros aspectos, se ha referido a los posibles beneficios de su uso en pacientes con tasas de filtrado glomerular inferiores a 30 ml/min/1,73m2.

Tal y como ha destacado este especialista, “canagliflozina ha demostrado, por primera vez tras casi 20 años, retrasar la progresión renal y lo ha hecho en pacientes diabéticos tipo 2 en tratamiento con inhibidores del sistema renina angiotensina aldosterona, en un ensayo con un objetivo primario puramente cardiorrenal”.

 

Efecto clase de determinados antidiabéticos

El efecto clase de los iSGLT-2 ha sido otro de los temas abordados en la reunión del Grupo CTD, realizada en colaboración con una beca educacional de Mundipharma. Los expertos han recordado que estos medicamentos son una familia de fármacos antidiabéticos que han demostrado eficacia y seguridad para el control glucémico, así como un destacado beneficio cardioprotector.

En la actualidad existen nueve moléculas comercializadas en diferentes países y con distintas indicaciones, como ha explicado la Dra. Olga González Albarrán, del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Durante su intervención, esta especialista ha señalado que esta familia farmacológica tiene similar estructura química, similar mecanismo de acción y similar efecto farmacológico; sin embargo, son moléculas diferentes y los distintos ligandos podrían provocar efectos diferenciales. Así se ha puesto de manifiesto con los estudios de seguridad cardiovascular de los miembros de esta clase terapéutica, y como también ocurre entre los fármacos de otras familias: “Todos los iSGLT-2 no son iguales, como tampoco lo son todos los inhibidores de la enzima DPP4, ni todos los agonistas del receptor de GLP-1, ni tampoco todas las estatinas”.

Publicado en Cardiología, diabetes | Etiquetado | Deja un comentario

Tiempo para reevaluar el tratamiento anticoagulante del paciente mayor con FA

Diversos especialistas analizan los factores de prescripción de los ACOD en un encuentro digital organizado por SEMERGEN

pastillas“Es el momento más adecuado para reevaluar el manejo que estamos haciendo en las consultas de Atención Primaria del paciente mayor con fibrilación auricular (FA) no valvular”, dice José Polo, vicepresidente 1º de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). En su opinión durante la crisis de la COVID-19, “muchos de los pacientes en tratamiento anticoagulante han estado mal controlados, ya sea por la necesidad de espaciar sus visitas al médico o porque, a pesar de tener un buen control de los parámetros de anticoagulación, no han tenido bien controlados otros factores de riesgo, como la hipertensión arterial”.

El Dr. Polo, que ha intervenido en un simposio digital organizado por SEMERGEN, se refirió a las dificultades burocráticas que impiden ofrecer el mejor tratamiento anticoagulante posible para los pacientes con FA. “Durante esta crisis algunas comunidades autónomas han eliminado la necesidad de visados para que podamos prescribir anticoagulantes de acción directa, pero ha sido una medida puntual, temporal y no generalizada”. Este facultativo considera “imprescindible” suprimir esta limitación, así como reevaluar los tratamientos anticoagulantes que están recibiendo muchos pacientes.

SEMERGEN pide la reconsideración y la ampliación del empleo de anticoagulantes en población de edad avanzada con FA por su elevado riesgo de complicaciones trombóticas y hemorrágicas. Un 18% de los mayores de 80 años presenta esta patología en España, y todavía muchos no reciben un tratamiento anticoagulante para prevenir las complicaciones tromboembólicas, como indica Jesús Cebollada, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.

Este especialista enumera los principales factores que influyen en la indicación de este tratamiento anticoagulante:

  1. El deterioro cognitivo.
  2. La presencia de comorbilidad.
  3. El riesgo de caídas.
  4. La polifarmacia.
  5. La fragilidad.

“Disponemos de suficiente evidencia que confirma que el tratamiento anticoagulante no solo no es perjudicial en, por ejemplo, los pacientes con deterioro cognitivo incipiente, sino que retrasa la aparición de demencia, o sabemos que el beneficio de la anticoagulación excede de forma clara los riesgos de sangrado que podemos atribuir a un individuo con riesgo de caídas”, añade el Dr. Cebollada.

Selección del paciente adecuado

De la selección del paciente adecuado para el tratamiento con anticoagulantes orales de acción directa (ACOD) habló Manuel Almendro, de la Unidad de Investigación Cardiovascular y Ensayos Clínicos del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla. “La coexistencia de la FA con la diabetes, la insuficiencia cardiaca y la cardiopatía isquémica multiplica el riesgo embólico y hemorrágico del paciente, lo que obliga a una selección cuidadosa del tratamiento anticoagulante”.

También señaló que los ACOD, en comparación con los antagonistas de la vitamina K, han demostrado un perfil de eficacia y seguridad más favorable en todos los escenarios clínicos, incluyendo los subgrupos de pacientes diabéticos, con insuficiencia cardiaca o cardiopatía isquémica.

Dudas sobre la FA no valvular

Durante el encuentro organizado por SEMERGEN, Manuel Almendro habló de la fibrilación auricular no valvular (FANV): “Utilizábamos estos términos para referirnos a la FA que no estaba ocasionada, o coexistía con una estenosis mitral significativa (de grado moderado-severo) de etiología reumática, o bien aquella FA de pacientes portadores de una prótesis valvular cardiaca metálica”. Según este cardiólogo, el término ha creado confusión en la comunidad científica, por lo que las últimas guías de manejo de la FA de la Sociedad Europea de Cardiología del año 2016 desaconsejan su uso para hablar simplemente de FA secundaria a estenosis mitral significativa o a prótesis valvular metálica y FA en el contexto de otras entidades, entre las que se encuentra cualquier valvulopatía distinta a una estenosis mitral significativa de origen reumático, incluyendo las prótesis valvulares cardiacas de origen biológico.

Publicado en Cardiología, fibrilación auricular | Etiquetado , , | Deja un comentario

Previsiblemente la inmunización frente a la covid-19 será baja o muy baja en España

La Sociedad Española de Inmunología apuesta por hacer test serológicos de laboratorio a la mayor población posible, sobre todo al personal sanitario

genteEl grado de inmunización de la población española frente al virus causante de la covid-19 es todavía desconocido, si bien previsiblemente será bajo o muy bajo en esta primera oleada y bastante alejado de lo que podría considerarse como buena inmunidad de grupo. Es una de las conclusiones de un encuentro con especialistas organizado por la Sociedad Española de Inmunología (SEI) para intercambiar conocimientos epidemiológicos, patogénicos y clínicos de la enfermedad. Asimismo, los expertos también han revisado aspectos clave relacionados con la detección de anticuerpos en la respuesta frente al SARS-CoV-2 y el desarrollo de vacunas.

El mensaje principal que la SEI quiere recalcar es que “la pandemia no ha terminado”, por lo que la población no se debe relajar con las medidas de higiene y distanciamiento social.

Abordaje multidisciplinar

Marcos López Hoyos, presidente electo de la SEI, defiende “un abordaje multidisciplinar, en el que todas las ramas de la ciencia sumen su conocimiento para hacer frente a la actual pandemia”. En su opinión, “conocer la respuesta inmunitaria frente al virus es esencial para el manejo de la pandemia y la toma de decisiones en la desescalada, así como para la investigación en nuevas terapias y diseño de vacunas”.

Epidemiología

En el encuentro organizado por la SEI, Jorge del Diego, especialista en Epidemiología, ha presentado los programas de alerta epidemiológica y el funcionamiento de la red de alertas sanitarias a nivel europeo y español. Respecto a las medidas anunciadas para el control de la pandemia mediante el fortalecimiento del papel de Atención Primaria, este experto ha puesto de manifiesto que “el objetivo fundamental consiste en diagnosticar todos los nuevos casos en las primeras 48 horas”. Esto se hará mediante centinelas en los centros de salud para poder hacer PCR a los que inicien con síntomas (inmovilizarlos a ellos y a sus contactos lo antes posible). “Es la estrategia que siguieron al inicio Corea y Alemania y nos parece la correcta para evitar rebrotes”, ha añadido el Dr. Jorge del Diego.

Patogenia y clínica

Por su parte, Josep María Miró, especialista en enfermedades infecciosas, ha analizado todos los aspectos relevantes de la patogenia y, sobre todo, las manifestaciones clínicas de la infección: “La clínica de la covid-19 sigue siendo fundamentalmente de tipo respiratorio, con las complicaciones de la tormenta de citocinas y la posibilidad de coagulación intravascular diseminada”. Asimismo, ha resaltado que cerca del 85 % de los pacientes cursan asintomáticos o con cuadros leves.

Vacunas

En su intervención, Julià Blanco, que lidera el grupo de Virología e Inmunología Celular de IrsiCaixa, ha detallado los diferentes abordajes metodológicos que se están realizando a nivel internacional y nacional en el desarrollo de vacunas frente al SARS-CoV-2. Este experto ha incluido las destinadas a la inducción de anticuerpos neutralizantes y también las basadas en células T. No obstante, se recuerda la necesidad de tener en cuenta “los plazos que se deben cumplir en el desarrollo de una vacuna para su uso generalizado y las dificultades que plantea su producción masiva”.

Anticuerpos

La inmunóloga María Montoya, vocal de la Junta Directiva de la SEI, ha hablado del método empleado en la detección de los anticuerpos, dadas las diferencias de sensibilidad que existen entre las pruebas rápidas y las que se realizan en el laboratorio. “Los patrones de respuesta son muy heterogéneos tanto en la inmunoglobulina que antes aparece, como en la cinética temporal que se observa en los respondedores”. En esta línea, además del proyecto de seroprevalencia, desde la SEI se apuesta por hacer test serológicos de laboratorio (no rápidos) a la mayor población posible, comenzando por los colectivos de mayor riesgo: sanitarios, personal de alimentación, fuerzas de seguridad, conductores, etc.

Publicado en Cardiología, Covid-19 | Deja un comentario

Covid-19: Precaución y adherencia al tratamiento, entre los consejos para el paciente con enfermedad cardiovascular

El Grupo de Trabajo de Enfermedades Cardiovasculares de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) ha publicado las ‘Recomendaciones para pacientes con enfermedad cardiovascular en el contexto de pandemia por el COVID-19’.

adherencia

Recientemente la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha alertado de que la epidemia de Covid-19 y la declaración del estado de alarma han causado una reducción muy significativa de la actividad en los Servicios de Cardiología Intervencionista.

Hasta un 75 % de las consultas presenciales que se producen en los centros de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid son de pacientes con enfermedades crónicas, como la cardiovascular, que plantean dudas sobre cómo controlar sus posibles complicaciones durante este periodo de confinamiento, según informa esta sociedad científica.

El primer consejo que se les plantea a estos enfermos es que tomen medidas de precaución, puesto que tienen una mayor probabilidad de desarrollar síntomas más graves en caso de infección por la COVID-19, sobre todo los mayores de 70 años. En cualquier caso, y para evitar el contagio, es imprescindible que se queden en sus casas limitando, así, el riesgo de contraer el virus.

Precisamente con el fin de salir lo menos posible, es recomendable que se aseguren de contar con suficientes medicamentos para un largo periodo de tiempo. Para ello es buena idea hacer un listado.

Otra de las recomendaciones es extremar la adherencia al tratamiento médico y evitar la ingesta excesiva de líquidos para que no los retengan y no se desestabilicen. Asimismo, es neceario continuar el tratamiento con sus medicaciones antihipertensivas habituales. Ante cualquier duda, los médicos de Atención Primaria deben recordar que no hay evidencia científica que sugiera que los IECA y los ARA tengan efectos adversos relacionados con la COVID-19.

Publicado en Cardiología, Covid-19 | Etiquetado , , | Deja un comentario